Documento sin título

LA ENSEÑANZA GRAMATICAL DESDE LA PERSPECTIVA DE UNA GRAMÁTICA TEXTUAL EN LA CULTURA FÍSICA

GRAMMATICAL TEACHING FROM THE PERSPECTIVE OF A TEXTUAL GRAMMAR IN PHYSICAL CULTURE

Autores:
MSc. Digna Aracelis Suárez- Ramírez
MSc. Petra de la Caridad Silva- Cruz
MSc. Dora Katiuska Suárez- Cobas

Universidad de Holguín

País: Cuba

RESUMEN
La enseñanza del Español Básico como requisito de ingreso a la educación superior, requiere de la búsqueda de alternativas de aprendizaje que acerquen al estudiante, no solo al conocimiento de las estructuras de la lengua, sino también al análisis integral del texto. El artículo tiene como objetivo proponer un acceso a la enseñanza de la gramática desde una visión textual, que favorezca el estudio de las estructuras gramaticales en la comprensión de textos de estudiantes de primer año de la carrera de Cultura Física. La propuesta tiene como fundamento los aportes de la Lingüística del texto, que posee como fin fundamental el análisis del texto en su totalidad y observa, por tanto, no solo la oración, sino el acto comunicativo con todos sus efectos. En el análisis se le presta especial atención al protagonismo de los marcadores textuales en la articulación y jerarquización de las unidades inferiores de sentido, en relación con el sentido global del texto.
Palabras clave: Gramática, Gramática textual, Cultura Física

ABSTRACT
The teaching of Basic Spanish as a requirement for admission to higher education requires the search for learning alternatives that bring the student closer, not only to the knowledge of the structures of the language, but also to the integral analysis of the text. This article aims to propose an access to the teaching of grammar from a textual perspective, which favors the study of grammatical structures in the comprehension of texts of freshman students of the Physical Culture course. This proposal is based on the contributions of the Linguistics of the text, whose fundamental purpose is the analysis of the text in its entirety and observes, therefore, not only the sentence, but also the communicative act with all its effects. In the analysis, special attention is paid to the role of textual markers in the articulation and hierarchy of the lower units of meaning, in relation to the overall meaning of the text.
Key words: Grammar, textual grammar, Physical Culture

INTRODUCCIÓN

¿En qué medida se está preparando a los estudiantes para que tengan un desempeño lingüístico eficiente en las distintas situaciones en que tengan que actuar? ¿En qué medida están preparados para asumir estos retos en la enseña de la lengua?

Para dar respuesta a estas interrogantes los educadores del siglo XXI, no pueden estar ajenos a los avances registrados en los estudios lingüísticos y en la concepción del aprendizaje, que permiten tener una visión distinta de este fenómeno y contribuir con una transformación en la enseñanza de la lengua.

La asignatura de Español Básico como requisito de ingreso a la educación superior, requiere de la búsqueda de alternativas de aprendizaje que acerquen al estudiante, no solo al conocimiento de las estructuras de la lengua, sino también al análisis integral del texto.

La investigación tiene como objetivo proponer un acceso a la enseñanza de la gramática desde una visión textual, que favorezca el estudio de las estructuras gramaticales en la comprensión de textos de estudiantes de primer año de la carrera de Cultura Física.

La propuesta parte de los aportes de la Lingüística del texto, que tiene como fin fundamental el análisis del texto en su totalidad y observa, por tanto, no solo la oración, sino el acto comunicativo con todos sus efectos. En el análisis se le presta especial atención al protagonismo de los marcadores textuales en la articulación y jerarquización de las unidades inferiores de sentido, en relación con el sentido global del texto.

Reflexión teórica para la comprensión del tema

Al decir de Van Dijk (2006, p.4): “La lingüística moderna, del siglo XX, no ha desarrollado una teoría basada en el discurso o uso de la lengua, porque su gramática sigue siendo esencialmente una gramática de la oración, “gramática de la secuencia”.

Así lo han entendido muchos psicolingüistas y sociolingüistas y por ello, también entienden que el análisis del discurso se transforme en una disciplina diferente, en vez de ser una especialidad de la lingüística.

Por su parte, según Coseriu citado por Domínguez (2006) advierte que las diferentes escuelas lingüísticas que han surgido en el siglo XX funcionan como complementaciones lógicas las unas de las otras, porque cuando uno se pone a pensar acerca del lenguaje, implica necesariamente dar cuenta de cómo es (estructuralismo), cómo funciona (transformacionalismo), y para qué sirve (lingüística textual).

Es en la década del 60, del siglo pasado, cuando aparecen los primeros estudios sobre la lingüística del texto, que tienen como fin fundamental el análisis del texto en su totalidad y observa, por tanto, no solo la oración, sino el acto comunicativo con todos sus efectos.

Desde esa época, distintas escuelas de lingüistas se han preocupado por el análisis del discurso, como la lingüística funcional británica o el estructuralismo francés. No obstante, se reconoce a los investigadores alemanes como los que más han hecho en este terreno, se destacan en este sentido: Werner Kummer, Thomas Ballmer y Siegfried Schmidt que publicaron interesantes estudios relacionados con la lingüística textual.

A la vez, en 1972 el holandés Teun A. Van Dijk defiende su doctorado, al disertar sobre Gramática Generativa del Texto, bajo la influencia de los estudios de Chomsky.

También, Eugenio Coseriu impartió durante 1977-1978, en alemán, un curso en la Universidad de Tubinga titulado “Einführung in die Textlinguistik”, del cual se han publicado numerosas ediciones en varios idiomas.

Ya en 1980, Teun A. Van Dijk en su libro “Estructura y funciones del discurso” apuntaba la necesidad de una gramática del texto o gramática del discurso y proponía analizar las estructuras gramaticales que rebasan la oración como la pronominalización, la elipsis, el empleo de los conectores, entre otros.

Aun cuando la gramática tradicional había centrado sus estudios en la descripción de los niveles morfológico y sintáctico del sistema de la lengua, en los albores de este siglo, no ha dejado de nutrirse del aporte de otras ciencias orientadas hacia la comunicación.

Según Toledo (2016, p.1), esta disciplina lingüística:

(…) ha evolucionado hacia una gramática del discurso, que estudia las estructuras gramaticales en los distintos tipos de discursos, pues su empleo depende del significado emitido por el hablante y del contexto en que se lleve a cabo el acto comunicativo.

Asimismo, la gramática del texto no se manifiesta independiente de las disciplinas que se ocupan de las unidades lingüísticas menores, sino que parte necesariamente de ellas, por lo que se debe potenciar desde las clases de lengua las capacidades lingüísticas y comunicativas de los estudiantes a partir de estos enfoques que van dirigidos a estudiar el proceso de la comunicación humana en su integridad. Por supuesto, ello exige un trabajo multidisciplinario en el análisis del texto, unidad básica del nivel textual.

El modelo que ofrece la gramática del texto amplía los ámbitos del aprendizaje gramatical, tradicionalmente limitado a unidades como la oración y la palabra, y aporta criterios para la selección de contenidos gramaticales relevantes en los dominios de la coherencia y la cohesión.

Como antes se refiere, al texto hay que considerarlo una unidad, que se define:

(…) como el resultado de la actividad lingüística del hombre (por lo que tiene carácter social), en que la acción del hablante produce un mensaje en un contexto concreto, con una intención comunicativa, lo que da el cierre semántico para que el texto sea autónomo. (Domínguez, 2006, p.39)

Por su parte, para Teun Van Dijk (1983, p.53) del texto plantea:

(…) es un concepto abstracto que se manifiesta o realiza en discursos concretos”. Para él la propiedad fundamental del texto es su carácter estructurado y sistémico, porque este es una totalidad, donde se interrelacionan sus partes y que consta de dos planos: el plano del contenido y el plano de la forma.

En este sentido, Van Dijk (2006, p 2) reconoce: “Lo nuevo e interesante en esta teoría emergente de la gramática del texto fue la introducción de las “macroestructuras”, una noción desconocida en cualquier gramática de la oración”. En tal sentido, valora que tales macroestructuras son de dos tipos diferentes, es decir, estructuras globales del significado y estructuras globales de la forma.

Para evitar la confusión entre estas clases diferentes de estructuras, introdujo posteriormente la noción de “superestructura”. Con ella se refería a las últimas estructuras, es decir, al esquema, a las estructuras esquemáticas que organizan la forma o el formato total del texto. (Van Dijk, 1980). Es decir, la superestructura no es más que la estructura esquemática más general. Propone como ejemplo para textos narrativos: introducción, complicación, resolución, evaluación y moraleja. De ahí que la superestructura puede definir tipos de textos.

En resumen, la lingüística textual se plantea, recuperando una cierta tradición filológica y retórica, el estudio de unidades comunicativas que trascienden los límites oracionales para explicar la macroestructura  ̶  o contenido temático  ̶  y la superestructura  ̶ el esquema organizativo  ̶  de los textos (Van Dijk, 1980)

Por otra parte, el autor japonés Kuniyoshi (s.f) reconoce diferentes tipos de gramáticas desde el punto de vista del “lector o destinatario”:

  1. Gramática para lingüistas  (o estudiantes de lingüística, sean nativos o extranjeros)
  2. Gramática para extranjeros no especialistas
  3. Gramática para hablantes nativos no especialistas

Según el objetivo de este trabajo, la propuesta va dirigida a los hablantes nativos no especialistas, por tratarse de estudiantes de primer año de Licenciatura de Cultura Física, por lo que este proceso de enseñanza de la Gramática no supone una meta de estudio, sino un instrumento de comunicación.

Textualidad o propiedades textuales

La textualidad de un texto es un atributo del mismo, igual que la gramaticalidad es el atributo que deben poseer las oraciones. Este atributo puede caracterizarse por varias propiedades del texto, conocidas también como condiciones de textualidad: adecuación, coherencia y cohesión.

Estas tres propiedades del texto se relacionan con las tres dimensiones de la semiosis planteadas por Charles Morris, citado por Cuenca (2010), respectivamente, la pragmática, la semántica y la sintaxis.

Adecuación (coherencia pragmática)

Es una de las propiedades del texto, conocidas también como condiciones de textualidad. Implica el conocimiento y el dominio de la diversidad lingüística que se tiene. La lengua no es uniforme ni homogénea, sino que presenta variaciones según diversos factores: la geografía, la historia, el grupo social, la situación de comunicación, la interrelación entre los hablantes, el canal de comunicación, entre otros.

Ser adecuado significa saber escoger de entre todas las soluciones lingüísticas que da la lengua, la más apropiada para cada situación de comunicación. 

Coherencia (coherencia semántica)

Es una propiedad semántica de los textos que se logra porque sus partes están conectadas de modo que forman un todo significativo. Según Casado (1993) por coherencia se entiende la conexión de las partes de un todo. Esta propiedad implica, pues, la unidad.

Un texto es coherente cuando es percibido como una unidad de sentido y no como un conjunto de enunciados inconexos, y cuando la información nueva se va relacionando con la ya proporcionada, siguiendo un orden lógico, y sin que haya saltos que hagan el texto de difícil comprensión.

Se suele hablar de coherencia global, coherencia lineal y coherencia local. La coherencia global tiene que ver con la unidad temática del texto; la coherencia lineal, con la estructura del texto y con la organización lógica de las ideas, es decir, que las distintas partes mantengan relaciones de significado, y que haya una adecuada progresión temática; y la coherencia local se refiere al sentido cabal de cada enunciado.

Cohesión (coherencia formal)

Es una propiedad básicamente sintáctica que trata de cómo se enlazan las distintas partes y enunciados entre sí. La cohesión tiene que ver con el conjunto de recursos lingüísticos que permiten relacionar formalmente las distintas partes y enunciados de un texto y, por tanto, comprender mejor la información que se transmite. Depende de las relaciones gramaticales que se establecen entre los diferentes enunciados y que favorecen y hacen perceptible la coherencia.

Las oraciones que conforman un discurso no son unidades aisladas e inconexas, puestas una al lado de otra, sino que están vinculadas o relacionadas con medios gramaticales diversos (puntuación, conjunciones, artículos, pronombres, sinónimos, entonación, etc.), de manera que conforman entre sí una red de conexiones lingüísticas, la cual hace posible la codificación y descodificación del texto.

De los diferentes procedimientos de cohesión textual, se selecciona para este trabajo, los marcadores discursivos.

Se trata de unidades que sirven para relacionar las distintas partes de un discurso y que, en ocasiones, reciben el nombre de partículas ilativas.

Dentro de esta categoría se pueden incluir muchas estructuras, cada una de las cuales puede tener uno o más valores significativos. Se consideran estructuras que favorecen la relación lógica entre el antes con el después, lo dicho con lo que se sigue diciendo o se va a decir. Según sus funciones textuales pueden expresar: adición, afirmación, atenuación, causalidad, contraposición, conclusión, consecutivas, condicionales, ordenadores, entre otros.

Sugerencias metodológicas

La enseñanza del Español Básico como requisito de ingreso a la educación superior, requiere de la búsqueda de alternativas de aprendizaje que acerquen al estudiante, no solo al conocimiento de las estructuras de la lengua, sino también al análisis integral del texto. Por tanto, se proponen las siguientes sugerencias metodológicas:

  1. Enseñar una gramática para hablantes nativos no especialistas, pues la gramática en este caso no supone una meta de estudio, sino un instrumento para la comunicación.
  2. Seleccionar adecuadamente el texto, esto implica tener en cuenta la capacidad cognitiva del estudiante que le permita penetrar el texto a partir de su conocimiento general del mundo o universo del saber y del tema o tópico de que trate, así como la competencia lingüística que se refiere esencialmente a los aspectos semánticos y sintácticos de la lengua.
  3. Realizar el profesor el análisis del texto en su totalidad y hacer énfasis no solo en la oración, sino en el acto comunicativo con todos sus efectos.
  4. Trabajar con diferentes tipologías de textos.
  5. Realizar el análisis textual exige un trabajo interdisciplinario, por tanto, al escoger el texto para la comprensión se debe tener en cuenta:

    - lo que implica saber quién produce el texto
    - las circunstancias de producción
    - la intención y finalidad comunicativas del emisor y la situación en que se lleva a cabo la comunicación
  6. Garantizar a través de guías de estudio la preparación de los estudiantes para nuevas tareas docentes en aras de lograr la autopreparación del estudiante mediante el trabajo independiente; con ella también se garantizará la ejecución previa de algunas actividades que permitirán una mayor optimización y empleo del tiempo.
  7. Integrar en el análisis de las estructuras gramaticales los criterios semánticos, sintácticos y pragmáticos que posibilitará que el estudiante, mediante la captación del significado del texto pueda descubrir la funcionalidad de las estructuras gramaticales de acuerdo con la intención del autor y la situación comunicativa en que se emita el texto.

Análisis de un fragmento, tomado de Castro, F. (18 de octubre de 1967). Discurso en la Velada Solemne en memoria del Comandante Ernesto Che Guevara

A continuación se presenta el análisis de un texto siguiendo la metodología propuesta por Casado (2000) en “Lingüística y Gramática del texto: su articulación interdisciplinar”.

En este artículo se le presta especial atención al protagonismo de los marcadores discursivos en la articulación y jerarquización de las unidades inferiores de sentido, en relación con el sentido global del texto. Se aprovecha para explicar la macroestructura   ̶ o contenido temático ̶  y la superestructura  ̶ el esquema organizativo ̶  del  texto.

Segmento 1: Porque Che reunía, en su extraordinaria personalidad, virtudes que rara vez aparecen juntas. Él descolló como hombre de acción insuperable, pero el Che no solo era un hombre de acción insuperable: Che era un hombre de pensamiento profundo, de inteligencia visionaria, un hombre de profunda cultura. Es decir que reunía en su persona al hombre de ideas y al hombre de acción.

Segmento 2: Pero no es que reuniera esa doble característica de ser hombre de ideas, y de ideas profundas, la de ser hombre de acción, sino que Che reunía como revolucionario las virtudes que pueden definirse como la más cabal expresión de las virtudes de un revolucionario: hombre íntegro a carta cabal, hombre de honradez suprema, de sinceridad absoluta, hombre de vida estoica y espartana, hombre a quien prácticamente en su conducta no se le puede encontrar una sola mancha. Constituyó por sus virtudes lo que puede llamarse un verdadero modelo de revolucionario.

Se está ante un texto explícitamente argumentativo en el que se presenta una línea de composición progresiva causal. Este tipo de texto tiene como finalidad convencer mediantes razones y persuadir, mover al receptor a adoptar determinadas actitudes o realizar determinadas acciones y presenta una estructura básica interna que es necesario conocer, tanto a la hora de su adecuada producción, como en el momento de su lectura crítica: la opinión o tesis (componente lógico - racional) que se quiere sostener sobre el tema y razones o argumentos (componente retórico-persuasivo) que se da para apoyar la tesis que se sostiene o para refutar o anular opiniones diferentes.

Según Ortega (2005, p.163), “(…) el tema de la argumentación debe ser controvertible (…) o en su defecto, una verdad evidente que no ha sido captada o sostenida debidamente” y es el caso del texto objeto de análisis.

El subtexto seleccionado comienza con el marcador discursivo causal “porque”, el cual insiste en el tópico del texto.

1. “Porque Che reunía, en su extraordinaria personalidad, virtudes que rara vez aparecen juntas”. Este enunciado funciona como presentador - tematizador, anuncia la presencia de virtudes en la figura del Che que no son comunes que confluyan en una misma persona, al utilizar “rara vez aparecen juntas”.
Los enunciados restantes del texto se encuentran en situación de subordinación jerárquica al enunciado causal primero, al dar razones que fundamentan las virtudes del Che.

1.1 enunciado aseverativo 1: Él descolló como hombre de acción insuperable (virtud 1)

1.2  contraargumentación 1: pero el Che no solo era un hombre de acción insuperable

1.3 enunciado aseverativo 2: Che era un hombre de pensamiento profundo, de inteligencia visionaria, un hombre de profunda cultura. (virtud 2)

Se intensifica el valor de la tesis con la adjetivación referida a la figura del Che: acción insuperable, pensamiento profundo, de inteligencia visionaria, un hombre de profunda cultura, recursos verbales dirigidos a la afectividad; propios de los textos argumentativos. 

1.4 enunciado explicativo, condensador de las virtudes 1 y 2: Es decir que reunía en su persona al hombre de ideas y al hombre de acción. Nótese la presencia del marcador discursivo explicativo “es decir”, para llegar a una primera conclusión.

2. Pero no es que reuniera esa doble característica de ser hombre de ideas, y de ideas profundas, la de ser hombre de acción y a continuación aparece la idea que se contrapone a la anterior:

2.1 sino que Che reunía como revolucionario las virtudes que pueden definirse como la más cabal expresión de las virtudes de un revolucionario.
2.1.1 hombre íntegro a carta cabal,
2.1.2 hombre de honradez suprema, de sinceridad absoluta,
2.1.3 hombre de vida estoica y espartana,
2.1.4 hombre a quien prácticamente en su conducta no se le puede encontrar una sola mancha.

El segmento 2  comienza con la contraargumentación 2, encabezada por el marcador discursivo adversativo pero, en este caso la negación se complementa con una afirmación, recurso cohesivo que hace el texto más atractivo en relación con las ideas que el emisor quiere focalizar, por su carácter prospectivo: Pero no es que reuniera esa doble característica de ser hombre de ideas, y de ideas profundas, la de ser hombre de acción y a continuación aparece la idea afirmativa que se contrapone a la anterior: sino que Che reunía como revolucionario las virtudes que pueden definirse como la más cabal expresión de las virtudes de un revolucionario.

Esta idea se explica y justifica con los sintagmas nominales que van in crecendo, en cuanto a complejidad estructural y carga semántica: hombre íntegro a carta cabal, hombre de honradez suprema, de sinceridad absoluta, hombre de vida estoica y espartana, hombre a quien prácticamente en su conducta no se le puede encontrar una sola mancha.

Aparece una conclusión explícita que se reafirma como la tesis de este texto argumentativo, al seguir Fidel un orden de suspensión, recurso cohesivo para atrapar la atención del auditorio:

3. Constituyó por sus virtudes lo que puede llamarse un verdadero modelo de revolucionario.

Esta conclusión reafirma el carácter argumentativo del texto, en este caso mover al receptor (el pueblo cubano) a adoptar determinadas actitudes en función del mejoramiento humano, al tener como paradigma a este verdadero modelo de revolucionario, con esta estructura lingüística, marcada por su carga semántica.

Propuesta de tareas docentes antes del encuentro:

1. Haga la lectura del discurso de Fidel pronunciado el 18 de octubre de 1967 y conteste:

  • ¿En qué circunstancias Fidel pronuncia el discurso?
  • ¿Dónde lo pronuncia y qué significación histórica tiene este lugar?
  • Como sabemos ya, Fidel es el emisor de este importante mensaje, ¿a quién va dirigido?
  • ¿Qué intención comunicativa tiene este discurso?

2. Haga la lectura detenida de los dos segmentos del discurso seleccionados para trabajar en el encuentro.
3. ¿Qué palabra inicia el texto objeto de análisis? ¿Qué función textual cumple?
4. ¿Por qué se puede decir que este marcador discursivo textual insiste en el tópico del texto?
5. A partir del primer enunciado: Porque Che reunía…juntos, haga la jerarquización de las ideas del segmento 1.
6. En relación con las cualidades del Che, hay dos sintagmas nominales que sintetizan sus principales virtudes, identifíquelos y describa sus estructuras.
7. Inicialmente estos sintagmas nominales se presentan en relación de contraposición, qué marcadores discursivos se emplean.
8. ¿Cómo concluye el primer segmento del texto? ¿Qué función cumple el marcador discursivo es decir en relación con el proceso comunicativo?

Propuesta de tareas docentes a desarrollar durante el encuentro:

1. Haga la lectura detenida del segmento 2.
2. Este segmento lo encabeza el marcador discursivo Pero, qué les anuncia en relación con el segmento anterior.
3. A continuación una negación se complementa con una afirmación, recurso que hace más atractivo el texto, localice estas oraciones.
4. Extraiga el sintagma nominal, donde aparece utilizado un adjetivo en grado superlativo. Describa la estructura del sintagma nominal.
5. A partir de este sintagma nominal, cómo se justifica esta cualidad con otros sintagmas nominales, extráigalos y diga sus estructuras.
6. ¿Estos sintagmas nominales están ubicados de manera arbitraria? Justifique su respuesta a partir de la complejidad estructural y carga semántica de cada uno.
7. ¿Qué relación guarda la última oración, con todo lo expresado en el texto?

CONCLUSIONES

A partir de la revisión bibliográfica sobre este tema, se puede concluir reconociendo que la gramática del texto no se manifiesta independiente de las disciplinas encargadas del estudio de las unidades lingüísticas menores, sino que parte necesariamente de ellas, así como amplía los ámbitos del aprendizaje gramatical, tradicionalmente limitado a unidades como la oración y la palabra, y aporta criterios para la selección de contenidos gramaticales relevantes en los dominios de la coherencia y la cohesión.

El texto seleccionado propicia el trabajo, no solo con los marcadores discursivos en función de la jerarquización de las ideas, sino también el uso de sintagmas nominales, con una variedad de estructuras y carga semántica, con el objetivo de expresar las virtudes de la figura del Che, y así llegar a sintetizar todo lo dicho con el sintagma nominal un verdadero modelo de revolucionario.

El análisis del texto por parte del profesor, facilita la propuesta de tareas docentes que guíen al estudiante en la comprensión del texto en su totalidad.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Burguera, J.G. (s.f). La interrogación retórica a la luz de la gramática del texto. España: Universidad de Barcelona. [En soporte digital]
Casado Velarde, M. (1993). Introducción a la gramática del texto. Madrid, España: Arco Libro, S.L.
Casado Velarde, M.  (2000). Lingüística y Gramática del texto: su articulación    interdisiplinar. RILCE: Revista de filología hispánica, 16, (2), 247-262
Domínguez García, I. (2006). Comunicación    y texto. La Habana, Cuba: Editorial Pueblo y Educación.
Gramática del texto y creación literaria. (sf). Recuperado de https://creacionliteraria.net
Gramática del texto. (s.f). Recuperado de https://es.wikipedia.org/wiki/Lingüísti
Kuniyoshi, N. (s.f). La función de la Gramática en la enseñanza del español. [En soporte digital]
Ortega Rodríguez, A. (2005). Redacción y Composición I. La Habana, Cuba: Editorial Félix Varela.
Quiroga, E. (s.f). Las claves de la gramática del texto. Recuperado de https://estelajquiroga.blogspot.mx
Toledo Costa, A. Ferrer Gardona, J., Torres Herrera, Y. A., Martely Macens, L. E y Curbelo Molinet, C. (2016). Gramática española con-temporánea: De la gramática de la lengua a la gramática del discurso.  T 1. La Habana, Cuba: Editorial Pueblo y Educación.
Van Dijk, T.A. (1980). Las estructuras y funciones del discurso. México: Siglo XX.
Van Dijk, T.A. (2006). De la Gramática del texto al Análisis crítico del discurso. Recuperado de https://www.discour ses.org/   

Recibido: 10022019
Aprobado: 22042019

Datos de los autores:

Digna Aracelis Suárez Ramírez. Universidad de Holguín
Licenciada en Educación, especialidad Español y Literatura
Profesora Auxiliar
Máster en Actividad Física en la Comunidad
Universidad de Holguín  
 
Petra de la Caridad Silva Cruz
Licenciada en Filología
Profesora Auxiliar
Máster en Historia y Cultura
Universidad de Holguín  
 
Dora Katiuska Suárez Cobas
Licenciada en Educación, especialidad Español y Literatura
Profesora Auxiliar
Máster en Actividad Física en la Comunidad
Universidad de Holguín          

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


 

Universidad de Holguín 
Avenida XX Aniversario no. 4 / Avenida Jorge Dimitrov y Calle E. Reparto Piedra Blanca. Holguin, Cuba.CP 80100 
E-mail: deporvida@uho.edu.cu, revistadeporvida@gmail.com

URL: www.deporvida.holguin.cu, deporvida.uho.edu.cu
RNPS: 2053 ISSN: 1819-4028

Editorial conciencia ediciones


Licencia de Creative Commons

Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.