Documento sin título

Estrategia de idioma inglés: una herramienta para lograr integralidad en estudiantes de Cultura Física

Zoila Rosa Rodríguez-Ávila
Máster en Ciencias. Profesora Auxiliar. Departamento de Ciencias Aplicadas. Facultad de Cultura Física. Universidad de Holguín. Holguín. Cuba
zrodrigueza@uho.edu.cu

Eloide Eugenio-Góngora
Máster en Ciencias. Profesor Auxiliar. Departamento de Ciencias Aplicadas. Facultad de Cultura Física. Universidad de Holguín. Holguín. Cuba
egongora@uho.edu.cu

Fidel Castro-Cisneros
Máster en Ciencias. Profesor Auxiliar. Departamento de Deporte. Facultad de Cultura Física. Universidad de Holguín. Holguín. Cuba
fcastros@uho.edu.cu

Recibido: 2/06/2020
Aprobado: 8/07/2020
Publicado: 1/10/20

Resumen: La preparación de los profesionales de la Cultura Física tiene en la estrategia de idioma inglés el espacio donde se satisfacen las carencias de información que el currículo no logra. Mejorar y perfeccionar las habilidades comunicativas constituye el objetivo rector en el proceso de diseño de la estrategia para convertirla en un factor clave con vistas a su desarrollo. Lo que será posible en la medida en que la misma solucione las deficiencias y dé un tratamiento adecuado y sistemático a estas habilidades, que permita utilizar el idioma inglés como herramienta de trabajo. El propósito del presente trabajo constituye una valoración acerca de la estrategia, su diseño y alcance en el proceso de aprendizaje y las posibilidades que proporciona al desarrollo de las habilidades comunicativas en idioma inglés para el acceso de información en este idioma de los profesionales de la cultura física y el deporte, así como reflexionar sobre otras estrategias. La planificación, el control y la evaluación de la estrategia en la que concurren lo curricular, lo laboral y lo investigativo permite exponer los resultados positivos que se reflejan en el ámbito científico de los estudiantes, en cuyos logros se destaca la utilización del idioma inglés como herramienta de trabajo que les permitió su ampliación de conocimientos específicos y el incremento de su cultura general, así como el trabajo con fuentes de información. La estrategia de idioma inglés elaborada refuerza y perfecciona el sistema de habilidades como una herramienta para alcanzar la integralidad en estos estudiantes.
Palabras clave: estrategia, habilidades comunicativas, idioma inglés, Cultura Física, educación superior

English Language Strategy: A Tool to Achieve Comprehensive Sports Major Students
Abstract: Preparing Sports Major professionals finds in the English Language Strategy the space where are satisfied the information gaps the syllabus do not achieve. Improving and completing the communicative skills is the main objective within the strategy design to turn it into a key factor towards its development. This would only be possible if it solves the deficiencies and adequately and systematically treats such skills; which allow using the English language as a working tool. Here it is presented a close assessment to the strategy, its design and reach within the teaching learning process, as well as the possibilities it gives these professionals when developing communicative skills in the English language to access information in this language; likewise, reflections on other strategies are also dealt with. Planning, controlling and assessing this strategy where the curricular, work and research concur allows stating positive results reflected in the scientific area of the students, in whose achievements is remarkable using the English language as a working tool which permitted them widening their specific knowledge, increasing a comprehensive culture, and working with information sources, as well. The proposed English Language strategy reinforces and improves the system of skills as a tool to reach comprehensiveness in these students.
Keywords: Strategy, communicative skills, English language, Sports Major, Higher Education

Estratégia de idioma inglês: uma ferramenta para obter integralidade em estudantes de Cultura Física
Resumo: A preparação dos profissionais da Cultura Física tem na estratégia de idioma inglês o espaço onde se satisfazem as carências de informação que o currículo não obtém. Melhorar e aperfeiçoar as habilidades comunicativas constitui o objetivo reitor no processo de desenho da estratégia para convertê-la em um fator chave com vistas a seu desenvolvimento. O que será possível na medida em que a mesma solucione as deficiências e dê um tratamento adequado e sistemático a estas habilidades, que permita ao utilizar o idioma inglês como ferramenta de trabalho. Uma valoração a respeito da estratégia, seu desenho e alcance no processo de aprendizagem e as possibilidades que proporciona ao desenvolvimento das habilidades comunicativas em idioma inglês para o acesso de informação neste idioma dos profissionais da cultura física e o esporte, assim como refletir sobre outras estratégias constitui o propósito do presente trabalho. O planejamento, o controle e a avaliação da estratégia em que concorrem o curricular, o trabalhista e o inquiridor permitem expor os resultados positivos que se refletem no âmbito científico dos estudantes, em cujos lucros se destaca a utilização do idioma inglês como ferramenta de trabalho que lhes permitiu sua ampliação de conhecimentos específicos e o incremento de sua cultura geral, assim como o trabalho com fontes de informação.
Palavras-chave: estratégia, habilidades comunicativas, idioma inglês, Cultura Física, educação superior

Introducción
Los desafíos del desarrollo científico-técnico en este siglo han acelerado el acceso a la información actualizada, lo que permite una eficacia mayor en los saberes; por tanto, la preparación de los profesionales de la Cultura Física tiene en la estrategia de idioma inglés el espacio donde se satisfacen las carencias de información que el currículo no logra. Mejorar y perfeccionar las habilidades comunicativas constituye el objetivo rector en el proceso de diseño de la estrategia para convertirla en un factor clave con vistas a su desarrollo. Lo que será posible en la medida en que la misma solucione las deficiencias y dé un tratamiento adecuado y sistemático a estas habilidades, que permita al sujeto utilizar el idioma inglés como herramienta de trabajo.
El propósito del presente trabajo constituye una valoración acerca de la estrategia, su diseño y alcance en el proceso de aprendizaje y las posibilidades que proporciona al desarrollo de las habilidades comunicativas en idioma inglés para el acceso de información en este idioma de los profesionales de la cultura física y el deporte, así como reflexionar sobre otras estrategias.
Lograr un egresado universitario, capaz de mostrar competencia comunicativa en al menos una lengua extranjera, fundamentalmente en idioma inglés, es una meta en la Educación Superior. Con este propósito se ha implementado la estrategia, la que se orienta hacia el desarrollo de habilidades comunicativas en ese idioma con fines académicos; tiene como característica que el estudiante sea capaz de conocer que su finalidad principal es el aprendizaje, al cual tendrán acceso a través de técnicas que poseen un carácter mecánico, tales como memorizar y repetir, y que la diferencia de otras estrategias se encuentra en que esta siempre es consciente e intencional, y dirigida hacia un objetivo relacionado con el aprendizaje.

Desarrollo
La Educación Superior como escenario principal en la formación de profesionales
Un gran reto de la Educación Superior es la formación de profesionales que den respuesta a las altas demandas de esta época, conocida como era del conocimiento, quienes utilicen sistemáticamente la investigación científica para detectar las mejores técnicas, procedimientos y métodos con el fin de que el alumnado acceda al proceso de aprendizaje de manera factible.
Las estrategias de aprendizaje son herramientas utilizadas por los estudiantes constantemente e inherentes al aprendizaje; en ocasiones estos las utilizan a nivel empírico para acelerar y perfeccionar el aprendizaje. Su importancia resulta de la inclusión de recursos cognitivos que ellos emplean al enfrentarse al aprendizaje. Cuando se hace referencia a este concepto no solo se contempla la vertiente cognitiva del aprendizaje, sino también la incorporación de los elementos directamente vinculados, tanto con la disposición como con la motivación.
De este modo, el sujeto pone en marcha las actividades de planificación, dirección y control. Por tanto, aunque hablar de estrategias suele ser sinónimo de cómo aprender, también es verdad que las razones, intenciones y motivos que guían el aprendizaje junto con las actividades de planificación, dirección y control de todo este proceso constituyen elementos que forman parte de un funcionamiento estratégico de calidad y que puede garantizar la realización de aprendizajes altamente significativos (Valle et al., 1998).
La enseñanza y el aprendizaje son procesos que se presentan juntos; es decir, las estrategias que se emplean para la instrucción inciden en los aprendizajes (Monereo et al., 2007), pues los estudiantes tienen sus formas muy particulares de aprender. Las estrategias de aprendizaje son procedimientos o secuencias de acciones conscientes, voluntarias, controladas y flexibles, que se convierten en hábitos para quien se instruye, cuyo propósito es el aprendizaje y la solución de problemas tanto en el ámbito académico como fuera de él (Valle et al., 1998).
Esta forma de aprender concierne a la toma de decisiones y facilita el llamado aprendizaje significativo (Ausubel, 1963), el cual tiene relación con la vida práctica y laboral; es decir, un significado que incide en el estudiante —y futuro profesional—, ya que no solo asimila cómo utilizar determinados procedimientos, sino también sabe cuándo y por qué los utiliza, y además le favorece en el proceso de resolución de un problema o de una tarea a ejecutar (Monereo et al., 2007).
Referido al aprendizaje de una lengua extranjera o L2 las estrategias de aprendizaje se clasifican en dos grupos: las directas, relacionadas específicamente con el lenguaje mismo y las indirectas, relacionadas con el propio aprendizaje. Ambos tipos de estrategias se apoyan mutuamente, al considerarse que las estrategias indirectas son una contraparte esencial de las directas cuando los estudiantes las utilizan para facilitar sus procesos de aprendizaje.
No es aconsejable emplear las estrategias como tácticas porque mientras las estrategias de aprendizaje son un conjunto de procedimientos orientados hacia la consecución de una meta de aprendizaje (Genovard y Gotzens, 1990, Schmeck, 1988 y Schunk, 1991), las tácticas de aprendizaje son los procedimientos específicos incluidos en las estrategias para conseguir las metas de aprendizaje (Schmeck, 1988 y Schunk, 1991); y la puesta en práctica de lo anterior requiere de una serie de habilidades que el alumno posee o que ha desarrollado mediante la práctica, y que están disponibles como si se tratase de herramientas cognitivas, que son las destrezas de aprendizaje (Genovard y Gotzens, 1990).
Las estrategias son actividades potencialmente conscientes y controlables. Un rasgo importante de cualquier estrategia es que está bajo el control del estudiante, a pesar de que ciertas rutinas son aprendidas hasta el punto de automatizarse. Las estrategias son generalmente deliberadas, planificadas y conscientemente comprometidas en actividades previamente elaboradas por el profesor y orientadas al logro de un objetivo específico (Beltrán, 1993).

Los rasgos característicos más destacados de las estrategias de aprendizaje son los siguientes:
a) Su aplicación no es automática sino controlada. Precisan planificación y control de la ejecución y están relacionadas con la metacognición o conocimiento sobre los propios procesos mentales.
b) Implican un uso selectivo de los propios recursos y capacidades disponibles.
e) Están constituidas de otros elementos más simples, que son las técnicas o tácticas de aprendizaje y las destrezas o habilidades. De hecho, el uso eficaz de una estrategia depende en buena medida de las técnicas que la componen. En todo caso, el dominio de las estrategias de aprendizaje requiere, además de destreza en el dominio de ciertas técnicas, una reflexión profunda sobre el modo de utilizarlas o, en otras palabras, un uso reflexivo —y no solo mecánico o automático— de las mismas (Pozo, 1989).
La combinación de técnicas, procedimientos y métodos es común en el aprendizaje, cuando como profesores se aspira o planifica que el estudiante valore cuál procedimiento es mejor que otro; por ejemplo, en la lectura de una bibliografía relacionada con los métodos del entrenamiento deportivo, la utilización de skimming en donde se obvia el scanning como técnicas para la comprensión de lectura, el proceso se complica y es entonces que hay que diseñar una estrategia. El razonamiento al cual se ve obligado el estudiante para decidir, acelera y perfecciona el proceso de aprendizaje.
La estrategia de idioma inglés objeto de este artículo fue diseñada de acuerdo con lo valorado anteriormente y cumple con su función principal; o sea, que el alumno no solo aprenda cómo utilizar determinados procedimientos, sino también cuándo y por qué utilizarlos y en qué medida estos favorecen el proceso de resolución de la tarea. Por consiguiente, el estudiante recurre a conocimientos anteriores, que no son suficientes; de ahí la necesidad de diseñar y aplicar la estrategia. Se puede hablar de utilización de estrategias de aprendizaje cuando el estudiante da muestras de ajustarse continuamente a los cambios y variaciones que se producen en el transcurso de la actividad, siempre con la finalidad de alcanzar el objetivo planificado del modo más eficaz que sea posible.
Actualmente, se realizan investigaciones para establecer enlaces entre los enfoques cognitivos y sociales y las estrategias de aprendizaje, debido a su claro origen interactivo y social, y su eminente adquisición y utilización cognitiva e individual. La propia evolución teórica de las estrategias de aprendizaje abre nuevos problemas y preguntas de las que los investigadores del presente y del futuro sobre el tema se ocupan en sus más específicos detalles.
Estas miradas disímiles sobre el tópico “estrategias de aprendizaje” exigen una multiplicidad de aproximaciones al tema, así como diversas representaciones. Entre ellas, la de considerarlas como presentes mediante la historia, muy vinculadas a la consecución de un aprendizaje efectivo, así como a los términos de instrucción de alta calidad y la motivación de los estudiantes.

Las estrategias en la carrera de Cultura Física
La carrera de Licenciatura en Cultura Física tiene diseñado un grupo de estrategias, entre las cuales se destacan por su diseño, aplicación sistemática, resultados y que consideran la relación de los componentes académicos laborales e investigativos para el desarrollo de las habilidades, capacidades y valores que promuevan la actividad científica en la solución de problemas de las materias de estudio de Computación, Cultura Física, Dirección, Formación Deportiva, Formación Económica, Historia de Cuba, Idioma y Medio Ambiente.
La propia carrera tiene diseñada su estrategia en la que define los objetivos de cada año, con énfasis en los modos de actuación como guía para la localización de la información. La dimensión curricular tiene como propósito fortalecer la concepción martiana y marxista-leninista de la vinculación estudio-trabajo a través de la relación de los componentes académicos, laborales e investigativos para el desarrollo de las habilidades, capacidades y valores que promuevan la actividad científica en la solución de problemas de las materias de estudio de Cultura Física, en los cuales son necesarias las valoraciones críticas de información que aparecen en idioma inglés.
La utilización de estrategias requiere de un mecanismo que controle continuamente el desarrollo de los acontecimientos y decida cuando sea preciso qué conocimientos declarativos o procedimentales hay que recuperar y cómo se deben coordinar para resolver cada nueva coyuntura. Esta pieza angular dentro del concepto de estrategia se caracteriza por la reflexión consciente que realiza el alumno, al explicarse el significado de los problemas que aparecen y al tomar decisiones sobre su posible resolución, además de realizar un chequeo permanente del proceso de aprendizaje, de manera que efectúe los cambios intencionales.
Por ejemplo, se puede sustituir un concepto o un procedimiento por otro cuando lo considere imprescindible para garantizar la consecución de los objetivos previstos, y finalmente efectuar una fase de evaluación de la propia conducta, en la que el estudiante analiza su propia actuación con la finalidad de identificar las decisiones cognitivas tomadas de manera inapropiada e ineficaz, para estar en disposición de corregirlas después (Monereo et al., 2007).
La aplicación consciente y eficaz de este mecanismo de regulación da paso a un tercer tipo de conocimiento, denominado condicional, que resulta del análisis sobre cómo, cuándo y por qué es adecuada una estrategia determinada y que permite relacionar situaciones de aprendizaje concretas con determinadas formas de actuación mental. La actuación estratégica se efectuaría en función de un conocimiento condicional que el alumno construye para la ocasión o reactualiza parcialmente si las circunstancias tienen elementos parecidos a las de otra situación en las que utilizó eficazmente una estrategia.
La planificación, el control y la evaluación de la estrategia en la que concurren lo curricular, lo laboral y lo investigativo permiten exponer los resultados positivos que se reflejan en el ámbito científico de los estudiantes, en cuyos logros se destaca la utilización del idioma inglés como herramienta de trabajo que les permitió su ampliación de conocimientos específicos y el incremento de su cultura general, así como el trabajo con fuentes de información.
En el proceso de enseñanza-aprendizaje el lenguaje recibido (input) será comprensible para los alumnos y se tendrán en cuenta las variables afectivas y la motivación; asimismo, provocar en el alumno un conflicto cognitivo (el estudiante dudará de sus conocimientos previos y será consciente de sus carencias para entrar en un estado cognitivo); y establecer una conexión entre los nuevos contenidos y la estructura mental del alumno. De este modo, el sujeto que aprende realizará una actividad mental y un esfuerzo activo, por lo que el nuevo aprendizaje será gratificante, por medio de actividades motivadoras y de interés.
La modalidad de inglés con fines específicos posibilita la inclusión de temas afines con las áreas del conocimiento de las carreras, actividades de evaluación formativa o continuada que analicen el avance o las posibles dificultades en este proceso, todos ellos tenidos en cuenta para el diseño de la estrategia de idioma inglés y que cualitativamente proporcionan niveles de trasformación en los estudiantes al establecer funciones dentro del desarrollo de la ya mencionada estrategia.
Es importante mencionar la búsqueda y ampliación de la información sobre la base de su autonomía; decidir en colaboración con sus compañeros y profesor la forma de trabajo y la organización de los recursos; identificar y optimizar su estilo de aprendizaje; transferir la información a un nuevo contexto; ser creativos en la solución de problemas; acordar normas con sus compañeros y profesor y asumir compromisos; al mismo tiempo, explicar, resumir y discernir desde la jerarquización de ideas; establecer diálogos coherentes portadores de conocimientos; maniobrar con las nuevas tecnologías como herramientas y constructoras de saberes; y acceder, consultar y valorar fuentes de información en idioma inglés.
La integración de la actividad científica del pregrado constituye una fortaleza de la carrera, se concreta en el trabajo de los grupos científicos estudiantiles y la incorporación del estudiantado a los proyectos de investigación. La actividad laboral investigativa se articula con los temas de trabajo científico-estudiantil en sus diversas modalidades. La incorporación masiva de los estudiantes a los grupos científicos estudiantiles favorece su formación profesional y se evidencia en los resultados satisfactorios alcanzados en diferentes eventos desde el nivel de base, hasta el nivel internacional.
Los concursos de conocimientos y habilidades que se celebran cada año entre los diferentes Centros de Educación Superior han sido el escenario apropiado para mostrar resultados del avance de los aprendizajes de los estudiantes; así pues, la Facultad de Cultura Física muestra un recorrido significativo de participación en estos eventos, que demuestra resultados fehacientes de la concreción de la estrategia de idioma inglés y del entonces Programa Director de Idiomas, que ha permitido no solo premios, sino también una participación activa de los educandos y consecuentemente esta ha redundado en su formación profesional.
En esta carrera se promueven y divulgan desde diferentes espacios, principalmente desde la comunidad, las actividades físico-deportivas y recreativas como un modo para el mejoramiento de la calidad de vida. Igualmente, desde las estrategias curriculares se potencia el cumplimiento de las reglas de los juegos y de los deportes para fomentar el desarrollo de los valores, como la responsabilidad y la honestidad. Las mismas han contribuido a la transformación del futuro profesional al pertrecharlos de cómo llegar, aplicar y transformar el conocimiento para el mejoramiento humano

Conclusiones
Las estrategias de aprendizaje como proceso de toma de decisiones (conscientes e intencionales), en las cuales el alumno elige y recupera coordinadamente los conocimientos que necesita para cumplimentar una determinada demanda u objetivo, son de probada importancia en el proceso de enseñanza, las que han sido abordadas por expertos, quienes presentan un denominador común y que es la de considerar las características de cada situación concreta de la enseñanza-aprendizaje.
Las estrategias de aprendizaje en la carrera de Cultura Física viabilizan la adquisición del conocimiento y el desarrollo de las habilidades que favorecen la formación de un profesional reflexivo, con conocimientos que le permitan su formación integral, de perfil amplio. La estrategia de idioma inglés refuerza y perfecciona el sistema de habilidades como una herramienta para alcanzar la integralidad en estos estudiantes.

Referencias bibliográficas
Ausubel, D. (1963). The Psychology of Meaningful Verbal Learning. Grune & Stratton.
Beltrán, J. (1993). Procesos, estrategias y técnicas de aprendizaje. Síntesis.
Genovard, C., y Gotzens, C. (1990). Psicología de la instrucción. Santillana.
Monereo, C., Castelló, M., Clariana, M., Palma, M., y Pérez, M. L. (2007). Estrategias de enseñanza y aprendizaje. Formación del profesorado y aplicación en la escuela (12.a edición). Graó.
Pozo, J. L. (1989). Teorías cognitivas del aprendizaje. Morata.
Schmeck, R. R. (1988). Learning Strategies and Learning Styles: Perspectives on individual differences. Plenum Press.
Schunk, D. H. (1991). Learning Theories: An Educational Perspective. Merrill Prentice Hall.
Valle, A., Cabanach, R. G., González, L. M. C., y Suárez, A. P. F. (1998). Las estrategias de aprendizaje: características básicas y su relevancia en el contexto escolar. Revista de psicodidáctica, 6, 53-68.

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Universidad de Holguín
Avenida de los Libertadores no. 287
e/ Avenida de los Internacionalistas y Circunvalación
Holguín, Cuba
C P 80100

 E-mail: deporvida@uho.edu.cu, revistadeporvida@gmail.com

URL: www.deporvida.holguin.cu, deporvida.uho.edu.cu
RNPS: 2053 ISSN: 1819-4028

Redes sociales académicas:
Linkedin: DeporvidaUHO
ResearchGate: DeporvidaUHO

Redes Sociales:
Facebook: Revista Deporvida
Twitter: @DeporVida12
Instagram: DeporvidaUHO

Editorial conciencia Ediciones

 

Licencia de Creative Commons

Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.